Meghan Markle está «sorprendida» porque las personas creen que se está metiendo en la política


FOTO DE ARCHIVO. Meghan Markle, duquesa de Sussex, aparece en una visita al Field of Remembrance de la Abadía de Westminster en Londres. Noviemnbtre, 2019. /Hannah McKay

 

Meghan Markle ha encontrado que las críticas por meterse en la política son “difíciles” porque sus comentarios “no son diferentes” a los mensajes de “otras figuras públicas, políticos, filántropos y humanitarios”, afirmó una fuente.

Por DailyMail
Traducción libre de Por: Radio Mix Fm

La duquesa de Sussex , de 39 años, se ha vuelto cada vez más activa políticamente en los últimos meses mientras vivía en su mansión de 14 millones de dólares con el príncipe Harry de 36 años y su hijo Archie, después de haber renunciado al deber real en marzo de este año.

En declaraciones a Elle.com, una fuente le dijo a la autora de Finding Freedom, Carolyn Durand: “Ella pensó que estaba diciendo algo relativamente poco controvertido, que es que la gente debería participar y votar”.

La fuente agregó: ‘Ella [Meghan] ahora siente, [y] admite, como dijo el otro día, que tiene que ser constantemente cuidadosa con lo que dice y atenerse a lo que cree que no será controvertido. Incluso decirle a la gente que se involucre en el proceso democrático no debería ser un tema controvertido ”.

Mientras tanto, la fuente también agregó que Meghan sintió que sus comentarios ‘no eran diferentes’ a los de ‘numerosas figuras públicas, políticos, filántropos y humanitarios en ambos lados del espectro político en los Estados Unidos’.

La fuente dijo que el duque y la duquesa “creen en la acción cívica, el deber cívico y la responsabilidad social”, de los cuales “participar en el proceso democrático” es parte.

La decisión de la ex estrella de Suits de hablar sobre sus planes políticos marca una ruptura importante con la tradición real de Meghan; tradicionalmente, se espera que los miembros de la monarquía permanezcan políticamente neutrales y, por lo tanto, no expresen sus opiniones en público.

Según el acuerdo de Sandringham, acordado en marzo cuando la pareja renunció a sus deberes reales, los Sussex prometieron que “ todo lo que hagan defenderá los valores de Su Majestad ”, pero en las últimas semanas la pareja se ha vuelto cada vez más franca sobre las elecciones estadounidenses.