La estrategia de Meghan para exponer a la corona tras recibir denuncias de maltrato laboral


Las explosivas declaraciones de los duques de Sussex en su entrevista con Oprah Winfrey ()

 

Meghan Markle quiere saber con precisión quién la denunció por acoso laboral, y exigió que el Palacio de Buckingham revele los nombres de los involucrados. La duquesa quiere ver todos los documentos, correos electrónicos y mensajes de texto relacionados con la investigación de intimidación iniciada contra ella por Isabel II, informó el tabloide Daily Mail.

Por Infobae

El Palacio de Buckingham está considerando contratar un bufete de abogados independiente para investigar las acusaciones contra la esposa del príncipe Harry, según informó The Sun.

Y la ex actriz de “Suits” está reuniendo a su propio equipo legal para terminar con una “campaña de desprestigio calculada basada en información errónea y dañina”.

En tanto, varios medios locales aseguran que los ex asistentes de los duques de Sussex están ansiosos por ayudar con la investigación ordenada la semana pasada por la monarca.

Markle -embarazada de su segundo hijo-ha sido acusada de crear un entorno de trabajo tóxico cuando vivía en el Palacio de Kensington después de casarse con el príncipe Harry en mayo de 2018, según un artículo del Times of London publicado el 2 de marzo.

El Palacio de Buckingham dijo inicialmente que estaba iniciando su propia investigación sobre la duquesa, pero ahora parece interesado en abrir una investigación independiente.

Las denuncias por maltrato laboral contra Markle, de 39 años, se produjeron días antes de la explosiva entrevista de ella con Oprah Winfrey que se transmitió en CBS el domingo pasado.

En el especial de dos horas, la duquesa de Sussex reveló que su cuñada, Kate Middleton, la hizo llorar antes de su boda, no recibió ayuda para hacer la transición a la vida real y que alguien de la familia de su marido expresó preocupación por “cuán oscura” sería la piel de su hijo cuando naciera, entre otras acusaciones que llegaron al Palacio de Buckingham que salió a responderles en nombre de la mismísima reina Isabel II. Incluso el príncipe William también tuvo algo que decirle a la pareja: “No somos una familia racista”.

Markle aseveró que se dio cuenta de que ella no tenía ninguna protección de la Casa Real británica cuando el palacio se negó a aclarar que ella no había hecho llorar a Middleton durante la discusión que tuvieron días antes de su enlace en el castillo de Windsor.

Ahora se dio a conocer que la duquesa pidió al palacio de Kensington que desmintiera esa información sobre Middleton, antes de su casamiento con Harry, pero no obtuvo ningún resultado. Omid Scobie, autor de “Finding Freedom”, la biografía no oficial de Meghan y Harry, habló en enero de 2020 sobre un mail que la ex actriz envió a un miembro del palacio justo el mes en el que anunciaron su deseo de retirar de la familia real.

En un artículo publicado por la revista Harper’s Bazaar, Scobie explicó que ese mes el palacio de Kensington requirió con urgencia a Harry que firmara un comunicado en contra de un “ofensivo” artículo del diario The Times, en el que se informaba que William había “acosado constantemente” a los Sussex cuando todavía eran miembros activos de la realeza.

Según el autor, esa fue la gota que derramó el vaso para los duques de Sussex . “Bueno, si ahora vamos a emitir un comunicado, entonces tal vez el palacio de Kensington podría dejar las cosas claras sobre mí [que no hice llorar a Kate]”, respondió Meghan a través de un mail.

Scobie también reveló que Meghan preguntó al palacio por qué nunca se había tenido en cuenta su versión de la historia sobre su pelea con la duquesa de Cambridge. “Pero por más peticiones que hizo la pareja, su sugerencia fue ignorada. Según le dijeron, la duquesa de Cambridge no debía ser objeto de chismes”, escribió el biógrafo real en la citada publicación.