La emprendedora que venció el cáncer y hoy lidera Bayoli Art


Yany Domínguez estuvo entre la vida y la muerte tras librar una batalla contra el cáncer de mama. Hoy como emprendedora y madre, pone ejemplo de fuerza y perseverancia a otras mujeres.

Esta es su historia:

Es época de resaltar los ejemplos de superación, y más cuando empezamos a salir de la crisis del Covid-19. Entre tantas historias de emprendimiento y ‘empuje’ latino, hay dos personas que no deben pasar desapercibidas, dos valientes que se sobrepusieron a la angustia para salir triunfantes.

Nota de prensa

Se trata de Yany Domínguez y Javier Piverno, inmigrantes cubanos de Miami. Su historia no tiene que ver directamente con el virus que puso de rodillas al planeta, pero resulta igualmente conmovedora.

En el 2018 a Yany se le diagnosticó cáncer de seno, cuando tenía una vida plena, con un matrimonio feliz y tres hijos pequeños. Al principio todo fue lucha, dolor, oscuridad, hasta que un día, mientras estaba hospitalizada, Javier, su esposo, le llevó un cuadro con un listón color rosa [símbolo del cáncer de seno] y la frase:” Esta montaña fue hecha para ti; demuéstrame que la puedes mover”.

Tras ese gesto, Domínguez tuvo una gran idea y brotó la inspiración: ¿Por qué no fabricar y vender regalos motivacionales? Pasaron los meses y afortunadamente la joven venció al cáncer. Luego de un año entero de convalecencia y de someterse a cinco cirugías, empezó a darle forma al tema de los presentes con propósito de superación. La pareja comenzó a confeccionar esos artículos desde el garaje de su casa. Así nació Bayoli Art Design, una empresa que actualmente cuenta con 25 empleados y un depósito de 5,000 sqft

“Como daba a entender el regalo que me hizo Javier cuando estaba enferma, la fe mueve montañas”, asegura la emprendedora. “Con el negocio fuimos paso a paso y, gracias a Dios, rápidamente vimos que lo que hacíamos tenía mucha aceptación del público”, recuerda Javier, que llegó a Estados Unidos en 2003, mientras que su esposa aterrizó dos años antes.

Con la sencillez que lo caracteriza, el empresario aporta una de las claves del éxito de Bayoli Art Design: “A todo el mundo le gusta la fotografía; tener arte en su casa; recuerdos de su familia; dejar plasmados momentos que duren toda la vida, que queden para siempre”.

Bayoli crea y fabrica distintos tipos de productos, usualmente para residencias y también para empresas. Casi siempre tienen como base imágenes sobre las que se hacen cuadros u objetos decorativos usualmente en relieve. Casi todo lleva frases de superación, sentimentales. Se trabaja mucho con diseños en 3D.  Para las compañías realizan desde logos para las paredes, hasta la decoración de sus sedes, haciéndolas llamativas y acogedoras para atraer más clientes. Los materiales que usan son acrílicos, canvas o metales, con una gran variedad de colores, incluyendo la colección de lujo en tonos dorados,
plateados, y rosados.

“Existen compañías grandes que se dedican a este negocio, pero no son tan creativos como nosotros ni dan un trato tan personalizado”, manifiesta Piverno, quien agrega que en Bayoli se privilegia la calidad.

“Buscamos la excelencia y que nuestros clientes queden complacidos y satisfechos; además, nuestros productos tienen garantía de por vida”, señala. “Hay precios para todas las necesidades y nos acomodamos a su presupuesto”. Sus artículos van desde $20 a $1.500 dólares”.

Por su parte la inspiradora y motor de la compañía sigue imparable controlando el trabajo, sin descuidar a sus hijos. Mensualmente Yany acude al Baptist Hospital para dar charlas motivacionales a mujeres que
atraviesan el cáncer.

“Como es lógico, en esa situación piensan que es el final de sus vidas, pero las convenzo de que es al revés, que deben luchar para poder comenzar una nueva vida”, declara. “Soy una prueba de que con fuerza y fe se sale de todo”, concluye.