Hailey Bieber y la pesadilla del ACV


 

 

 

 

Apenas ha pasado algo más de un mes, pero obviamente ha supuesto uno de esos puntos de giro en una vida. Sobrevivir a un ictus a los 25 años hace replantearse muchas cosas. Y es lo que ha hecho Hailey Baldwin, que ha querido conocer de primera mano cuáles fueron las causas que pudieron provocarle dicho derrame y que ahora ha compartido por si pudiese servir de algo a sus seguidores, para que puedan cuidarse, así lo reseñó 20 MINUTOS.

La modelo ha explicado que aquella mañana del 10 de marzo estaba tranquilamente desayunando con su esposo, Justin Bieber, cuando comenzó a notar un hormigueo por todo el brazo y cómo se le desplomó el rostro. Recuerda, además, no poder explicárselo a su marido, quien estaba perplejo y se pasó los siguientes días llorando y rezando.

Estábamos hablando y así, de repente, sentí cómo una sensación muy extraña me iba recorriendo el brazo desde el hombro hasta la punta de los dedos, y me acababa adormeciendo toda la mano“, ha comenzado relatando, así como que movía los dedos para intentar descifrarlo, algo que no conseguía.

Justin le preguntó, perplejo, qué le pasaba. “Justin me dijo: ‘Oye, ¿estás bien?’. Y yo no respondí, per porque no estaba segura. Y luego volvió a preguntarme otra vez y ya cuando quise responder no podía hablar. El lado derecho de mi cara había empezado a caerse. No me salía ni una frase. No podía pronunciar una palabra”, ha rememorado.

Gracias a la atención médica pertinente y rápida y su traslado al hospital, Hailey sobrevivió. Y tras algunas pruebas los médicos descubrieron que había sufrido un coágulo de sangre en el cerebro, clasificado como ataque isquémico transitorio o AIT. “Básicamente, es como tener un miniictus, aunque se sienta como al cien por cien como tener un derrame. La excepción es que mi cuerpo fue capaz de resolverlo con rapidez y luego ya no tuve más problemas ni durante el resto de ese día ni en el tiempo que estuve en el hospital“, ha agregado.

Por último, Hailey ha detallado cómo los doctores le explicaron cuáles podían ser, incluso conjuntamente, las causas de dicho coágulo. “La conclusión a la que llegaron fue que había tres motivos diferentes: primero, que había empezado a tomar píldoras anticonceptivas hacía muy poco tiempo. Que nunca debería haber tomado, porque además sufro de migrañas, y eso no lo había hablado con mi médico”, ha comenzado.

Así que, amigas, si sufrís de migrañas y planeáis tomar píldoras anticonceptivas, aseguraos de hablarlos antes con vuestro médico, porque tener un derrame cerebral es un potencial efecto secundario de las píldoras anticonceptivas“, ha continuado Hailey, quien ha agregado que “el segundo motivo fue que había contraído COVID recientemente y eso pudo ser un factor que contribuyó”.

20 MINUTOS