Clásicos, sofisticados y elegantes: la pasión de Kate Middleton por los tapados y sombreros monocromáticos


Verde inglés y azul Klein fueron los colores elegidos por la duquesa de Cambridge para sus total looks más recientes

 

El nombre de la duquesa de Cambridge puede ser sinónimo de tapados que hacen a la vez de vestidos, el artículo de moda híbrido que le da un cierto grado de brillo a la apariencia pública de la realeza incluso en los días ventosos. Con su estilo clásico, sofisticado y elegante, Kate Middleton se las ingenia para seguir sorprendiendo por su porte y gracia en todos los eventos a los que asiste.

Por Infobae

Recientemente, en el día de San Patricio se hizo presente junto al príncipe William en un desfile celebrado en Aldershot, Londres, con una apuesta de moda que se robó todas las miradas. Y días atrás, en el servicio del Día de la Commonwealth en la Abadía de Westminster, Middleton volvió a demostrar su inclinación por los conjuntos monocromáticos con sombrero a tono. En esa oportunidad, armó un equipo azul Klein, nuevamente con un tapado largo a modo de vestido, de silueta ajustada y botones.

Gracias a las relaciones duraderas con la diseñadora de moda británica y directora creativa de la marca de moda Alexander McQueen y Said Cyrus, el hombre detrás de Catherine Walker & Co, la selección de abrigos personalizados de Kate abarca desde estilos militares impecables hasta versiones masculinas con doble botonadura y fantasías con capa en una mezcla heterogénea de tonos. Los tapados-vestidos se han convertido en su arma secreta, pintando una imagen de una mujer que permanece impecable sin importar el clima o el deber real particular que está cumpliendo.

 

El tapado que hace a la vez de vestido ya se volvió uno de los ítems estrella del vestidor de la royal y, acorde a las temáticas de los festejos, los luce con accesorios diversos (Getty Images)

 

Cuando se le encomendó visitar la Asociación Nacional para la Investigación del Suicidio y la Prevención de la Salud Mental de Suecia en 2018, Kate usó un abrigo estilo Catherine Walker de pata de gallo estilo años 60 que indicaba un nivel de seguridad en sí misma frente a conversaciones delicadas. Para el 75 aniversario de los RAF Cadets en 2016, la duquesa colocó un broche Air Cadets Dacre en un abrigo azul cielo de McQueen que honraba su trabajo sin parecer exagerado.

Los abrigos de Kate también reflejan la personalidad detrás de la figura pública. Para conocer a los Queen’s Scouts en 2013, la madre de tres hijos caminó por los jardines del castillo de Windsor con un alegre abrigo Mulberry con botones en forma de flor que hacían referencia a su amor por la naturaleza. En el servicio religioso del día de Navidad de 2018 en Sandringham, cuando todas las miradas estaban puestas en ella y su nueva cuñada, la duquesa de Sussex, colocó un broche de hoja de roble en su abrigo de Catherine Walker de color baya. La fauna representó el escudo de armas de la familia Middleton y trajo una porción de la historia de Kate a otro momento muy documentado para la monarquía.

Recientemente, Kate agregó varios abrigos nuevos a su guardarropa, desde un abrigo princesa gris, nuevamente de Walker, para una visita en solitario a Copenhague hasta un estilo militar verde esmeralda de la marca de alta costura contemporánea Laura Green London para un desfile del Día de San Patricio. También, optó por un sofisticado conjunto azul que complementó con un sombrero estilo pillbox a juego y tacones azul marino para el Servicio del Día de la Commonwealth días atrás.

 

Kate no es la única fanática del monocromo en la familia real. Y es que la mismísima reina Isabel II es una gran admiradora de los conjuntos de colores en solitario (AFP)

 

Pero Kate no es la única fanática del monocromo en la familia real. Y es que la mismísima reina Isabel II es una gran admiradora de los conjuntos de colores en solitario e incluso se ha dicho que usa los conjuntos durante las salidas reales para que pueda ser vista fácilmente entre la multitud.

Si bien las prendas típicas de moda de Middleton antes incluían siluetas femeninas, blusas estampadas, jeans ajustados y zapatos de tacón, ahora está comenzando a usar colores más atrevidos, una de las muchas cosas por las que la monarca del Reino Unido es conocida.